como-recuperar-la-hierba

El césped estropeado es un problema bastante común en los jardines, sobre todo si se es un jardinero aficionado, al fin y al cabo mantenerlo en buen estado no es tan sencillo, especialmente en determinados suelos y condiciones climatológicas. Lo más habitual es que se formen calvas en la pradera o que la hierba se seque y se ponga amarillenta. Puede que no hayamos podido hacer nada para evitar que esto ocurra, pero sí podemos actuar para recuperarlo.

Posibles causas del césped seco

El césped seco puede estar provocado por distintas razones. La primera y la más obvia es la falta de riego, sin embargo un exceso de agua puede provocar ese aspecto de césped amarillo. Otra posibilidad es que esté sufriendo una plaga, que haya demasiadas malas hierbas o que el pasto no esté correctamente abonado y no reciba los nutrientes que necesita. En cualquier caso, la principal causa del césped seco suele ser el descuido y no prestarle suficiente atención.

Cómo salvar un césped seco

Siguiendo estos consejos cuanto antes podemos salvar un césped seco y recuperar su brillo y color verde.

Segar y limpiar

En primer lugar hay que segar el césped para dejarlo bien cortado. Al estar empobrecido es posible que no llene mucho la bolsa del cortacésped. Después tendremos que arrancar toda la hierba seca con una pala retirando unos 5 o 10 centímetros de la tierra a la que está adherida. Aprovecharemos también para retirar las malas hierbas, como los tréboles, que se hayan extendido por el pasto. Después de esto retiramos los restos con el rastrillo de púas finas, el mismo que se suele utilizar para retirar las hojas del césped.

Escarificar

A continuación hay que escarificar. Esto consiste en arañar el césped superficialmente con un rastrillo, solo 1 o 2 cm para retirar el fieltro. El fieltro es la capa de tierra superior donde se acumulan raíces, hojas y restos orgánicos que se acumulan y se descomponen, y que impide que el aire y el agua circulen bien. Además también favorece la proliferación de hongos. La escarificación se debe realizar cada año o cada dos años. 

Airear

La siguiente fase del proceso de recuperación del césped es proporcionarle una buena oxigenación al suelo. Esto se consigue pinchando el suelo, para que pueda penetrar el aire y el agua a través de pequeños agujeros que podemos hacer con un rastrillo. También existen zapatos especiales para airear el césped con una suela cubierta de pinchos. Con este procedimiento también evitamos que la tierra se quede demasiado compacta.

Nutrir y regar

Finalmente hay que proporcionarle al suelo una buena dosis de nutrientes. Podemos utilizar recebo, que contiene compost o turba y además algo de arena que impide la compactación. Es también el más adecuado para plantar césped en tierra dura. Terminaremos regando la superficie y controlando que tenga un riego adecuado durante los días sucesivos.

Siguiendo estas pautas cuidadosamente, podemos regenerar y recuperar el césped del jardín. Es necesario tener paciencia y ser constante. Y una vez vuelva a estar el pasto en buen estado, hay que procurar mantenerlo y proporcionarle los cuidados que necesita.

Cómo plantar cesped en tierra dura?

Posiblemente tu césped esté recibiendo un cuidado adecuado y mucha luz solar, pero ves que hay trozos menos cubiertos de hierba que otros. Si es tu caso, seguramente te estás preguntando «¿Por qué razón algunas secciones de mi césped no tienen el mismo vigor que el resto? ¿cómo solucionarlo?  

Probablemente lo que ocurre es lo sigiente:

En tu hierba hay secciones de suelo duro, compactado o arcilloso. esa parte dura tiene partículas apretadas que impiden que el agua, el aire y los nutrientes ingresen al suelo, y por eso el césped no crece de la misma forma 

El suelo duro también puede ser causado por el tráfico constante de personas en un área particular de su césped. El tráfico peatonal regular hace que esa área particular del suelo sea dura y compacta. Eos lo habrás podido comprobar muchas veces en caminos de tierra, o yendo en bici por montaña. Esos caminos existen y duran porque constantemente son pisados.

Lo que tienes que hacer es plantar semillas de césped en tierra dura para que crezca bien ahí. 

Lo primero que tendrás que hacer será arreglar las áreas de tierra dura antes de plantar semillas de césped, para que entre aire en la zona de las raíces del suelo antes de sembrar. 

Pasos para plantar semillas de césped en tierra dura:

¿Ha soñado con tener todo tu césped igual de exuberante y sin zonas secas? ¡Lee los pasos para descubrir cómo hacerlo realidad!

Paso 1: Haz una prueba de suelo en un laboratorio.

Es un desafío cultivar césped saludable sin conocer las condiciones y deficiencias del suelo existente. Una prueba de suelo (análisis de suelo) proporciona información esencial sobre la cantidad de arcilla, arena, limo y materia orgánica que componen el suelo. También sirve para ver qué nutrientes faltan.

Coge una muestra de tu hierba y llévala a un centro de análisis de suelos. El resultado que te dé el laboratorio le ayudará a seleccionar el abono más adecuado para las zonas difíciles de tu césped. 

Paso 2: airear el núcleo de la capa superior del suelo

Para que la hierba pueda crecer, el suelo debe tener suficientes espacios para almacenar aire y agua. Cuando el suelo es duro, no se filtra suficiente aire y agua. Con la ayuda de un aireador central, puedes crear canales en la capa superior del suelo por donde circulará el aire, el agua y los nutrientes. Así penetrarán bien.

Paso 3: labrar el suelo duro 

Una máquina de motocultor es la más adecuada para realizar esta tarea. Puede alquilar el motocultor ya que es posible que no lo necesites muchas veces.  

Paso 4: poner abono sobre el suelo

En este paso deberás colocar el tipo y la cantidad correctos de compost o fertilizante (según el análisis del suelo realizado) sobre el terreno cultivado.

Después de mezclar la tierra con el abono, ahora debe nivelar la tierra varias veces con un rastrillo. Luego, después de dejar que se asiente por un tiempo, usa un rodillo de césped húmedo para que quede firme.

Paso 5: planta las semillas de la hierba

Una vez que haya preparado el suelo, la correcta plantación de las semillas de césped es cuestión de técnica y precisión. 

¿Cómo se hace?

  • Pon las semillas de la hierba en un esparcidor de semillas de gota. Ajusta el dial del esparcidor de semillas siguiendo las instrucciones que verás en la bolsa de semillas de césped.  
  • Esparce las semillas con un rastrillo, de manera uniforme sobre toda el área donde desees plantar. Asegúrate de que las semillas estén plantadas a medio cm de la capa superior del suelo. Pasa el rastrillo por el césped tres o cuatro veces.
  • Usa un rodillo de césped vacío para presionar la semilla de césped más hacia el suelo.

¿Cuál es el mejor momento para plantar el césped?

Una humedad constante es fundamental para el correcto crecimiento de las nuevas semillas de césped. Por tanto, las mejores épocas del año para plantar césped son el final de la primavera o principio del otoño. Durante estas dos épocas del año, la temperatura del suelo no es extrema y es cálida. 

Paso 6: riego

El siguiente paso es remojar el semillero en agua. Asegúrate de no regar en exceso el césped recién sembrado. Los 2 cm superiores de tierra debe mantenerse constantemente húmeda (no empapada) hasta que las semillas germinen.

Una vez que comienza la germinación, los 5 cm superiores de tierra deben mantenerse húmedas (no empapadas) hasta que alcance una altura de corte de 7 cm. Después de eso, regar el césped dos veces por semana es suficiente, pero tendría que empaparse más profundamente (alrededor de 15cm) para que las raíces crezcan más profundamente en el suelo.   

Paso 7: fertiliza la hierba.

Para asegurarte de que la hierba se mantenga sana y rica en nutrientes, es necesario fertilizarla. Recomendamos 500 gr de fertilizante (un fertilizante de nitrógeno de liberación lenta) por 300 metros cuadrados de área de césped. Esto debe realizarse cada dos meses en otoño, primavera y verano, a partir de la temporada de crecimiento.

Paso 8: corta el césped.

Cuando el césped alcanza una altura de aproximadamente 7,5 cm, es el momento adecuado para cortarlo. La altura a la que se debe cortar el césped depende de la temporada del césped. El césped de estación fría debe cortarse a una altura de 5 cm de alto, mientras que el césped de estación cálida debe mantenerse a una altura de 3 a 5 cm. Para céspedes grandes, una cortadora de césped con conductor de alta calidad hará esta tarea sin esfuerzo.

Al cortar el césped, es aconsejable utilizar cuchillas de cortacésped nuevas que sean lo suficientemente afiladas . Corta el césped con regularidad durante todo el año, de modo que no se corte más de un tercio de la altura del césped en cada sesión de corte.

Conclusión

La tierra dura no es el entorno ideal para el cultivo de césped. Sin embargo, es factible plantar semillas de césped en tierra dura mejorando el suelo, para obtener ese césped verde exuberante y saludable que desea. 

Cada resultado exitoso es el resultado de un arduo trabajo y dedicación. En este caso, la modificación del suelo mediante un método específico paso a paso es el trabajo duro que se requiere. Estamos convencidos de que si sigues los pasos que hemos descrito anteriormente, verás que plantar semillas en tierra dura no es tarea complicada.

Te ha ayudado este post?

Valóralo

Promedio 5 / 5. Total: 2

No hay votos! Sé el primero.

Comparte ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.